La Reserva de Patronato cayó 7-1 ante Independiente en Villa Domínico, en un golpe muy bajo para los comandados por Gabriel Graciani que suman la segunda goleada del Torneo. Un presente que descubre varios falencias dirigenciales y estructurales. 

Fue una mañana verdaderamente gris para la Reserva de Patronato, que si bien comenzó con una sonrisa en Villa Domínico gracias al tanto de José Barreto al minuto de juego, fue superado por Independiente.

El Rojo encontró el empate desde el punto de penal, minutos más tarde de una jugada colectiva, como también llegó el tercero donde Ayala solo debió empujarla frente a humanidad de Ferreyra. El complemento, al minuto, el local encontró el 4-1 y el partido llegó a su fin, el quinto, el sexto y hasta el séptimo llegaron por decantación.

Esta fue la segunda goleada que sufrió Patrón en lo que va del Torneo de la Liga, la anterior fue un 6-1 en Mar del Plata, pero al mismo tiempo llegó a un acumulado de 17 goles en contra, con solo cinco goles a favor, con un triunfo en cinco fechas. Situación que va más allá del Cuerpo Técnico y los futbolistas, que si bien tienen su responsabilidad, los resultados reflejan algunos presentes institucionales.

Las inferiores hace un tiempo habrían sufrido una reducción en la alimentación durante el viaje, el llegar sobre la hora y jugar (no es el único club que lo haría, pero al tratarse de futbolistas profesionales, son aspectos que se sienten), el descanso y la falta de un proyecto. Si bien Graciani-Candia dieron el punta pie inicial, bajando la edad del plantel, solos no pueden, sobre todo cuando la frase que pareció haberse alejado, renació «las inferiores son un gasto», dicho de esa forma por el presidente.

La culpa no siempre es de los que están en cancha, sino de los que solo aparecen por momentos o en los partidos. La goleada en Avellaneda fue mucho más que una derrota para los pibes que ponen la cara. Estas situaciones que se trasladan al primer equipo, donde Sava no pudo contar con refuerzos, más allá del sueldo al día o la ciudad tranquilidad, dejaron de convencer a diferentes futbolistas, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here