El defensor de Patronato se operó el pasado lunes de pubalgia, lesión que lo marginó todo lo que va del 2020, con la cuál, ingresó en cuarentena.

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

El 2020 comenzó de una manera muy esquiva para Matías Escudero, el defensor de Patronato sufrió un pubalgia en la pre-temporada, que lo marginó de la concentración y todo lo que vino después, quedando relegado y sin chances de sumar una práctica con el resto del plantel.

Ver: La recuperación de Sufi, Luna y Escudero

El oriundo de San Luis, previo al parate por el coronavirus, ingresó en la «fase final» de su recuperación, ya con ejercicios con pelota, más allá de las sesiones de kinesiología y aeróbicas que realizaba de manera diferenciada.

De igual manera, el pasado lunes, Escu ingresó en el quirófano, donde se operó de dicha lesión. En los próximos días, deberá realizar reposo, mientras que luego, se le enviará una rutina de kinesiología, que deberá comenzar si o si en su casa en Paraná, ya que fue uno de los tantos integrantes del plantel, que no se fue a su localidad de origen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here