Patronato logró una ajustada victoria ante Unión, por la mínima, pero merecida por lo generado y el rendimiento que mostró en la noche del viernes. Con otra mochila, piensa en Argentinos Juniors. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

E-X-P-L-O-T-O el Estadio Presbítero Bartolomé Grella una vez del pitazo final de Silvio Trucco. Fue un grito al cielo. De desahogo. De alegría. Expulsando la bronca y festejando después de 167. La primera del año. La que necesitamos, la que necesitaba el propio Patronato.

Patrón derrotó 1-0 a Unión, con una pirueta de Hugo Silveira, que cerca del final del encuentro, con toda la carne al asador y después de que se malograran varias situaciones de gol por culpa de Moyano, arquero de la visita, que se tapó todo y hasta estuvo cerca de amargar la noche en Paraná.

Imagen

La victoria no se podía escapar, el empate no era justo. Luego de un primer tiempo parejo, en la que prácticamente no pasó demasiado, salvo las oportunidades que no concretaron Luna y Urribarri, que se fueron cerca del palo y el travesaño.

Fue Walter Bou, quién de alguna forma u otra, comenzó a inclinar la cancha a favor del Rojinegro que sabía que todo el complemento lo debió jugar con un hombre de más, luego de su más que merecida roja tras una durísima infracción ante Ibáñez.

El complemento era y fue Santo, que se calzó el rol de protagonista, con Compagnucci de entrada (salió Torres), el peso ofensivo cambió, aunque la pelota no entró. Moyano le ganó a un dubitativo Luna. Palo de Tarragona. Travesaño del goleador. Comas no pudo con Moyano. Ávalos y un cabezazo cerca.

Intentó de todas las manera posibles Patrón que se lamentó una y otra vez, que insultó al aire mil veces, que en el horizonte asomó una película antes vista, hasta que apareció Hugo, el uruguayo que debía cambiar su imagen para con el hincha, con el DT que apostó por él y que, con una pirueta de goleador, cambió la historia.

Imagen

Alegría Santa. Felicidad en Villa Sarmiento. No salió Patronato de la zona de descenso, le descontó puntos a todos, metió presión, vuelve a meterse en la conversación y, por sobre todas las cosas, ratificó la tan criticada idea de Gustavo Álvarez, que cantó victoria por primera vez como entrenador de la institución y que encara, las catorce (14) fechas que restan entre SuperLiga y la Copa SuperLiga, con otra cara y la ilusión intacta.

PUNTAJES

Imagen
12-Matías Ibáñez-6: Tuvo muy pocas situaciones y llegadas a su arco. Respondió en todas de buena manera y logró mantener el arco en cero.

4-Christian Chimino-5: Fue importante su labor en el complemento, más allá de su gran primer tiempo. Aportó en defensa y ataque.
5-Leandro Marín-6: Fue de menos a más y coronó un partido. No perdió en las divididas y fue simple.
3-Oliver Benítez-5: No fue de lo más claro, erró en los pelotazos. En defensa, respondió de buena manera.
23-Bruno Urribarri-5: Por su sector no sufrió y en ofensiva llegó al aérea rival. Fue importante su labor.

14-Fernando Luna-6: Buen cotejo del mediocampista, que intercambió más buenas que malas. Erró un mano a mano increíble y se pinchó.
32-Dardo Miloc-5: No fue malo su partido. El contención hizo de contención. No fue fino con la pelota, pero cumplió.
33-Lautaro Torres-4: Le costó mucho el encuentro. En la primera mitad no tuvo transcendencia en el juego. Salió en el primer tiempo.

7-Lautaro Comas-6: Jugó de todo un poco, primero de volante, tirado a delantero y después por el centro. Cuando participó, algo generó el Gordo.
39-Gabriel Ávalos-7: Luchó mucho con los centrales y ganó en varias. Con la pelota, algo surgió de sus pies y tuvo una clara chance de cabeza en el complemento. Buen partido.
9-Cristián Tarragona-7: Le faltó el gol a Tarra de gran partido, con entrega, garra y siendo de lo más parejito de Patronato a lo largo del encuentro.

CAMBIOS
8-Gabriel Compagnucci-6: Entendió de la manera en la que debía entrar al partido y cumplió cada vez que participó del juego.
29-Nicolás Delgadillo-5: Volvió a desequilibrar pero de manera desordenada y apostando por demás al uno por uno.
10-Hugo Silveira-7: Debía sumar peso ofensivo y lo logró. Concretó el gol del triunfo, terminó con su sequía personal y comienza a cambiar su imagen en calle Grella.

DT-Gustavo Álvarez-6: No resigno su idea, le complicó el partido a Unión y consiguió la solidez defensiva que esperaba. Ganó con argumentos y una nueva respuesta de sus dirigidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here