Patronato tiene virtudes y errores con el correr de los partidos, pero en los últimos tres (3) compromisos de SuperLiga, tuvo que también luchar con los fallos arbitrales, en muchos casos, polémicos. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

El resultado tapa mucho y hace ver diferentes detalles si no se gana o se pierde un partido, por algún fallo defensivo. Pero Patronato, que si bien tiene errores, como también virtudes, está jugando con un jugador menos en los últimos partidos.

El equipo de Mario Sciacqua, desde su salida de Paraná tras la victoria con Independiente, sufrió de fallos arbitrales más que evidentes y que desvirtuaron su juego, la filosofía y el mismo resultado del encuentro, logrando que medios importantes del país (cosa poca habitual), hable de los errores arbitrales en contra del Rojinegro.

Quién inició, fue Patricio Loustau, quién ya tenía antecedentes negativos arbitrando a Patrón y que en Mar del Plata quedó en evidencia con los dos (2) penales que no sancionó, el primero a Federico Mancinelli en la primera mitad y en el complemento al no cobrar una clara doble mano dentro del área de Aldosivi. Si bien compensó con la infracción que no fue, que derivó en el gol de Tarragona ¿Pero si no era gol?

 

En La Plata, días después, Germán Delfino tuvo leves fallos, que si bien no participó del gol de Estudiantes (fue un mal retroceso de Patronato), pero en las divididas, terminó favoreciendo al local, además de predisponer de mala manera a los futbolistas Rojinegro, con amarillas que pudieron evitarse.

Pero quién terminó de completarla, que además realizó un show en el campo de juego del Estadio Grella, fue Fernando Espinoza el último viernes. Luego del gol, estuvo muy sensible ante cada reproche o gesto de los futbolistas, sobre todo Rojinegros, que terminaron siendo amonestados sin ni siquiera realizar una infracción. La mayoría de las divididas fueron para el Granate y un penal en el complemento, que pudo ser clave para el desarrollo final.

¿Paradoja? Ante ninguna de las situaciones que se mencionar, los jueces no fueron parados, ante la poca difusión audio-visual que recibe Patronato o porque el perjudicado no fue ni Lanús o Estudiantes. Patrón está jugando con uno menos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here