La Reserva de Patronato se hizo de su primera victoria en el campeonato, con un contundente 2-0 ante Rosario Central en Granadero Baigorria. Barreto marcó el doblete, pero terminó expulsado. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Si algo le faltaba al equipo de Gabriel Graciani era conseguir los tres puntos en el torneo, ya que el funcionamiento y la idea salía prácticamente a la perfección, aunque los detalles le jugaron una mala pasada.

Salvo hasta el viernes, donde dejó de lado las dudas y venció 2-0 al Canalla en condición de visitante, con una victoria con varios argumentos, desde el orden, el posicionamiento táctico y con la eficacia de José Barreto en la primera mitad.

Imagen

El delantero luchó la pelota, se sacó un hombre de encima y la picó enfrente del arquero para estampar el 1-0 para el Rojinegro. Luego, el propio Mudo decretó el 2-0 desde el punto de penal con una infracción que le cometieron dentro del área.

El Rojinegro ganó del cotejo de punta a punta. Fue un elenco ordenado, sin fisuras en el fondo. En el complemento no pudo cerrar el partido por los espacios que les permitió el local, aunque sin demasiado peligro.

Se sacó la racha de empates el Santo, sonrió por primera vez en la Era Graciani y buscará mantener el rendimiento ante un rival más que complicado el próximo viernes ante Independiente en La Capillita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here