Bruno Urribarri es el heredero de la cinta de capitán que dejó a un lado Sebastián Bértoli. El defensor fue el elegido por el CT para asumir un rol más que importante. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Sin dudas que el buzo que utilizará Federico Costa tiene un peso importante, cómo también saber que defenderá los tres palos que por años, tuvo un sólo dueño: Sebastián Bértoli.

La imagen puede contener: 3 personas, incluido Bruno Urri, personas sonriendo, personas de pie, multitud, estadio y exterior

Pero el post-Bértoli no sólo podría ser complicado en el campo de juego, ya que su reemplazo está a la altura, sino que lo que el tema iba a ser fuera del rectángulo de juego: dentro del vestuario, el contacto con el CT, la organización, la voz, la experiencia.

Es por eso que la cinta de capitán que dejó vacante, tiene un peso extra, aunque con nuevo dueño: Bruno Urribarri.

La imagen puede contener: 2 personas, incluido Bruno Urri, personas de pie y exterior

El defensor fue el elegido por Sciacqua y compañía para heredar una responsabilidad absoluta. Urri acompañó a Bértoli en el último proceso, pero también es una pieza fundamental en el seno del plantel (algo que lo favoreció en la elección), cómo también en la relación con el CT, los futbolistas y la experiencia del ex River.

Es por eso que ante Godoy Cruz, el 23 será quién encabece la fila a la salida del tunel y será el responsable de la arenga en la previa al partido. Bruno, el Heredero.

Foto: Fausto Design y Jano Colcerniani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here