Patronato venció 2-1 a un duro Argentinos Juniors y logró quedarse en Primera División, en una definición más que ajustada. Gabriel Carabajal el goleador Santo.

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Todas las almas que dijeron presentes en el Estadio Presbítero Bartolomé Grella terminaron con las gargantas más que secas y afónicas, cómo también la de los propios protagonistas de la verdadera historia dentro del vestuario.

Patronato se quedó en la máxima categoría del fútbol argentino, en un partido, que fue una verdadera final desde los diferentes aspectos emocionales, con alegrías, euforia, preocupación, insultos, puños apretados y con el festejo final, que conmemora una temporada que se debe dividir en dos.

El análisis o balance habrá tiempo para hacerlo, lo cierto es que el Rojinegro no le pesó el momento y tampoco el partido más importante. De entrada marcó terreno y se hizo dueño de la intensidad, no de la pelota, que poco circuló por el campo de juego.

De alto voltaje fue el partido, hasta el golazo de Gabriel Carabajal para el 1-0, que comenzó a enderezar la historia (ya ganaba San Martín). Minutos más tarde, el 10 sólo tenía que hacer valer la gran jugada individual de Berterame para el 2-0 (empataba Tigre y ganaba San Martín).

Quién se encargó de aguar la fiesta, prácticamente en un estado diferente al de sus demás compañeros, el Demonio Hauche marcó el descuento, pero también fue el único futbolista que jugó de una manera diferente, exaltado y hasta reprochando más de la cuenta.

El complemento se jugó con dientes apretados, con pocas situaciones de gol y un Bértoli en su máxima expresión, robándose todos los aplausos, siendo una de las tantas figuras, capturando cada balón cómo si fuera el último (y vaya que lo fueron para él).

El grito desgarrador llegó en el cierre, con todos dentro del campo de juego, pareció un campeonato, pero fue la permanencia en Primera División, una más, para un Patronato un año más en lo más grande, compitiendo contra los más grandes y dejando a la ciudad y la provincia en lo más alto.

Patronato es de Primera y de Primera no se va…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here