Faustino Dettler todavía no puede sacarse la emoción y poco le importa su nuevo cambio, con el cuál comenzó a entrenar. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Su sábado fue, tal vez, el día que jamás se olvidará Faustino Dettler. Debut y gol a los 75 segundos de haber ingresado al campo de juego. Sueño hecho realidad.

Pero más allá de eso, tuvo que sufrir la mano del plantel (o más bien de Renzo Vera), que previo a su partido lo bautizaron por su primera concentración en SuperLiga y así jugó.

Y este lunes, en la vuelta a los trabajos en Paraná, Faustino lució un look acorde a su presente: Pelado a bocha, aunque nadie le quita lo bailado.

«Feliz por el debut, me hubiese gustado que sea con otro final, pero tenemos que seguir», comentó post-partido el volante por izquierda.

Que al mismo tiempo, contó lo que le dijo Sciacqua antes de ingresar al partido: «Me pidió que haga lo de las prácticas, que encare y tire el centro. No podía creerlo. En ese momento no lo podía creer y así es el fútbol».

«Fue un partido parejo y su gol nos encontró en un buen momento. Para rescatar, es que nunca dejamos de intentar. Nos faltó un último pase o centro, pero ellos se defendieron bien», cerró con su análisis del partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here