Patronato sumó trabajos tácticos y minutos de fútbol, con la inclusión de Pantaleone y la incógnita por la que aún no se confirmó el equipo.

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Todo transitó en los parámetros normales, sin dudas, con equipo prácticamente definido, puliendo y corrigiendo los diferentes movimientos defensivos, la salida, la presión alta.

Pero sin dudas que Mario Sciacqua tuvo que dar una vuelta de rosca, no tan drástica, pero si que trae algunos inconvenientes. Urribarri se resintió de su esguince cerca del final de la práctica y en su lugar ingresó Nicolás Pantaleone, que trabajó otra metodología y que deberá adaptarse rápidamente a los nuevos conceptos.

Ver: Qué mala pata, Urri

Si bien no es puesto por puesto, este ingreso, también, hace dudar a Mario Sciacqua de cómo posicionar la defensa, si mantener a Lucas Ceballos en el once o bien, volver apostar por un marcador central en su lugar.

Más allá de que no lo ensayó, esa es la incógnita y la duda que tiene el entrenador, por más que Ceballos (ex Godoy Cruz), no se movió desde la primera práctica táctica, en la que se planificó este macht.

El resto, no se tocaría, es decir, que ante el Tomba, por ahora los 11, son: Sebastián Bértoli; Lucas Ceballos, Dylan Gissi, Matías Escudero, Nicolás Pantaleone; Gabriel Compagnucci, Federico Bravo, Gastón Gil Romero, Jacobo Mansilla; Germán Berterame y Gabriel Ávalos. 

FRENA Y CORRIGE

Durante toda la práctica, Sciacqua paró el entrenamiento y llenó de indicaciones a sus futbolistas, desde el parado táctico en la presión alta, cómo los momentos y formas de contra-atacar.

Los que se pararon en frente, fueron: Costa; Sandona, Andrade, Vera, Pantaleone (luego Geminiani); Cacheiro, Ledesma, Lemos, Dettler; Barreto y Rescaldani. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here