El Rojinegro logró un triunfo clave ante Defensa y Justicia con goles de Carabajal y Berterame en el complemento. Patronato cerca del objetivo.

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

De nada Racing. Seguramente es la frase que más resonó en las tribunas y pasillos del Estadio Presbítero Bartolomé Grella, una vez que finalizó el partido y Patronato concretó un triunfo del cuál se habla y se hablará, por el rival, por la lucha de ambos.

Es que Patronato no sólo que se encaminó a cumplir con el objetivo de la permanencia, sino también que le dio la posibilidad a Racing de estar cada vez más cerca del título de la SuperLiga.

El Patrón hoy fue Patrón ante un desconocido Defensa y Justicia, que padeció la intensidad que le aplicó el Rojinegro durante los 90 minutos del partido.

La imagen puede contener: 2 personas, personas practicando deporte y exterior

Mario Sciacqua plasmó el partido que se vio en el campo de juego, con un Patronato intenso, corto en líneas y con presión constante, para cortar el circuito de juego de un Halcón, que lo sintió, acumuló errores y, salvo en el arranque del encuentro, después no pudo desequilibrar o desbordar.

El juego de Patronato rozó la perfección, porque igualó la versatilidad de su rival, pero también porque cortó y fue punzante. Lo incomodó constantemente a los de Varela.

Si bien la primera mitad fue pareja y disputada, el complemento fue el quiebre y el punto de inflexión del Santo, porque salió más decidido y logró, con un penal que sancionó Penel, tras una mano de Delgado, que luego cambió por gol Gabriel Carabajal.

Resultado de imagen para patronato 2-0 defensa y justicia

Tanto que terminó por quebrar la mitad de cancha, que se convirtió en una vía de paso. Defensa tomó la pelota, atacó por todos los sectores del campo de juego, corrió y comenzó a desbordar, desde la zona media, al anfitrión.

Y Patrón, cuando pudo, se acercó al terreno ajeno, le bajo la adrenalina a los de Beccacece, que todo se les vino abajo, cuando Gil Romero (tal vez en off-side), tiró un centro que no conectó Carabajal, pero que sí lo pudo hacer Berterame cuando el ganó a Ezequiel Unsaín y de cabeza para el delirio de todo Villa Sarmiento.

La imagen puede contener: una persona, multitud, cielo y exterior

Se acomodó, cerró las líneas. Cerró el partido. Hubo ovación y festejos. La entrega contagió el afuera y el sueño, intacto. Patronato ganó un partidazo, de los más destacables desde su estadía en Primera y con cercanías al objetivo de la permanencia.

EL PARTIDO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here