Este martes, en el predio La Capillita, Patronato retornó a la actividad con el plantel dividido en dos, con vistas al duelo contra Atlético Tucumán. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Se festejó dentro del vestuario, en el micro de regreso a Paraná y en el descanso de este lunes, también hubo tiempo para las felicitaciones finales por lo que fue el histórico triunfo contra River.

Pero el Rojinegro deja de lado las sonrisas y se pone serio, pensando ya en el duelo del próximo lunes, ante Atlético Tucumán, en un partido que marcará verdaderamente cómo está el Patrón.

De igual manera, el plantel se dividió en dos. Por un lado, los que fueron titulares en el Monumental, se movieron de forma diferenciada, en un costado del campo de juego, con tareas preventivas de lesión y sesiones de frío calor.

Mientras que por otro, tras la entrada en calor, los suplentes y no convocados, sumaron minutos de fútbol, en los que se vio la inclusión de Jacobo Mansilla y Dylan Gissi, que comienzan a pelear su lugar.

Ver: Dylan pelea su lugar

En último lugar, hubo algunos movimientos tácticos, pero simplemente para que los que no tiene competencia, se adapten a la idea de juego, para cuando les toque su oportunidad.

EL JUEZ

Este martes se realizó el sorteo de árbitros de la Fecha 17 de la Superliga, en la que Fernando Espinoza fue el juez designado para impartir justicia entre Patronato y Atlético Tucumán.


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here