Gabriel Ávalos, que hizo su primer estreno cómo jugador de Patronato, se llevó la pelota del Monumental, luego de su hat-trick. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

«Empecemos por lo principal. Kapé significa amigo en guaraní, una de las maneras de expresarle afecto a una persona conocida o a quién se le tiene aprecio».

 

Patronato ahora sonríe, ya desapareció el fantasma de Sebastián Ribas con la aparición de Facundo Barcelo. Y ahora, el otro charrúa, que brille tranquilo en México.

Gabriel Ávalos, el centrodelantero que pidió Sciacqua y que llegó cómo el último refuerzo, es quién le dio una de las alegrías más importantes a varios en el Mundo Patronato, con un hat-trick, que ni él lo pensó.

Uno gol más lindo y más clave que otro. El primero, con un remate cruzado dentro del área, ganándole la espaldas al «Sicario» (?) Rojas para vencer a Lux. Luego, un cabezazo letal en el área chica. El último, una genialidad para coronar un 0-3 parcial.

Y sí, se llevó la pelota ¡Hola, Kape!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here