Cuatro nombres más que importantes, con características diferentes, en cierta forma, para dos lugares en la mitad de cancha. Competencia reñida. Mirada atenta de Sciacqua. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Lemos-Bravo/Ledesma-Gil Romero; Bravo-Ledesma/Lemos-Gil Romero; Lemos-Ledesma/Gil Romero-Bravo. Así podemos seguir, deducir y debatir sobre que futbolista se adecua más a la iniciativa de Mario Sciacqua, que por ahora, apostaría por un 4-4-1-1.

Y es ahí donde entra el debate y la competencia interna. Cuatro nombres para dos lugares en el doble cinco, futbolistas claves para el andamiaje de cualquier equipo o por lo menos de este Patronato.

Bravo-Lemos es una de las alternativas en el doble cinco.

Mario Sciacqua lo sabe y es por eso, que este jueves, se tomó unos minutos a solas con Lemos, Bravo, Gil Romero y Ledesma, para ensayar y «conceptualizar» los movimientos que pretende el DT, tanto a la hora de defender, cómo de atacar o salir desde el fondo.

Lemos-Ledesma, el doble cinco que pensó Pumpido y con el que terminó Sciacqua

Polifuncionalidad, podría ser la frase que podría destacar está faceta, pero todo dependerá del rival, del sistema, de los futbolistas, entre otros puntos a tener en cuenta. Por lo que por ahora, busca las mejores sociedades o tandém en la mitad.

Uno de contención, que podría ser Lemos o Bravo, aunque se suma ahora Gil Romero, que también cumple con la faceta de conductor, cómo Ledesma, más allá de que Bravo posee algunas de esas características. Tres nombres con mucho resto físico, 3 pensantes, 3 con buen pie, 3 con mucha recuperación (ustedes nombres a cada uno de los que piensan por esas características).

Bravo-Ledesma, un doble cinco que jugó poco, pero con mucho entendimiento

Cuatro nombres para dos lugares, amistosos por delante y buenos rendimientos hasta acá ¿Qué hará Mario? ¿Por qué dúo se inclinará? 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here