Patronato le planteó un mismo partido a Newell’s, que fue más intenso y ordenado, por lo que se llevó el partido en el Coloso Marcelo Bielsa. 

Por: Gabriel Obelar (@GabyObelar1)

Queda una sensación de dolor, de bronca, impotencia. Que se palpa en la zona mixta, dentro del vestuario y en la salida de los futbolistas antes de volver a Paraná.

Pero todos los síntomas, son producto de un partido flojo de Patronato ante Newell’s, en un duelo determinante y que marcaba un camino en lo que continúa de la Superliga. Pero fue leproso.

De entrada, en el Coloso, el Patrón le planteó un partido de igual a igual a Newell’s, con un elenco que se apostó a la contra o el aprovechar los espacios. Con la pelota, inició mejor la visita, en determinación el local.

El Santo sufrió mucho, se quebró en la mitad de cancha y se cansó de sacar pelotas dentro del área. Vera, Sandona, Urribarri, hasta el propio Bértoli tuvo que salvar al Patrón en varias ocasiones que lo padeció a Formica y Figueroa, que se conectaron en varias ocasiones y provocaron desacoples y desorden en el Negro entrerriano.

Que tuvo sus situaciones, la más clara la de Briñone en la pelota parada, pero sin respuestas en la intensidad, en la fricción y agresividad defensiva, cómo también la poca claridad de tres cuartos de cancha en adelante.

El complemento no cambio, al minuto de juego la Lepra tuvo su situación de riesgo y el enojo de Bértoli, que fue anticipando lo que terminó de ser después en los pies de Fértoli.

Desacople defensivo, sin toma de marcas, dejando jugar tranquilo a Newell’s, que abrió la pelota con Figueroa, que en un centro encontró a Fértoli que de cabeza, ayudado por la mala fortuna de Bértoli al resbalarse, festejó y deliró todo el Marcelo Bielsa

Y si antes estuvo partido, cuando Patronato salió a buscar el encuentro, mucho más. Ledesma intentó darle otra cara al manejo del partido, Sperduti tomó la lanza, pero fueron centros sin sentidos al área de Aguerre.

Se cambio el sistema, se intentó poner más gente en ataque, pero Formica siguió haciendo de las suyas, Bértoli siguió dándole vida a su equipo, que no era claro, salvo los últimos 10 minutos.

Ahí fue otro Patrón, que en la más clara, en el final, se tomó con una gran salvada de Aguerre a Sperduti que terminó por decretar la derrota Santa.

Volvió con muchas dudas, con un clima de duelo, de dolor, con mucha calentura. Suma 4 sin ganar el Rojinegro, sigue estancado en la zona roja del descenso, no pudo aprovechar la fecha y se viene Vélez, a quién debe apostar el todo por el todo, para intentar terminar el semestre con una mejor cara.

PUNTAJES

1-Bértoli-7

4-Geminiani-4
34-Sandona-6
33-Vera-6
23-Urribarri-4

14-Sperduti-5
24-Lemos-6
19-Briñone-5
7-Comas-4

30-Carabajal-4

31-Barcelo-5

CAMBIOS
27-Ledesma-4
9-Franzoni-5
10-Garrido-Jugó poco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here